12 julio 2012

La legionela hace estragos

Un vaporizador situado a la entrada de la marisquería Moreno II, de Móstoles. Ese es el origen de la legionela que ha matado a una persona, tiene a 17 más en el hospital (tres de ellos en la UCI de 57 afectados) y ha hundido un negocio. 

Eso es al menos, lo que dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección del PP de Madrid. Sin embargo, aún no está comprobado científicamente. 
Todas las personas que están, o han estado enfermas, estuvieron en ese local. Pero sólo una es empleado de la marisquería (ya está de alta). Es decir, la legionela ha atacado a los que iban a comer, pero no a los que trabajaban. Parece ser que las personas enfermas eran las que estaban un rato esperando delante del aspersor antes de sentarse en la mesa. 
Pero los análisis, como suele pasar, no han servido para encontrar el rastro de la dañina legionela. El día 27 de junio se detectó el brote y se clausuró el aspersor y resto de instalaciones húmedas, aunque no se cerró el restaurante. 

Las muestras que se tomaron tanto del aspersor como de otros elementos de agua resultó negativa, según confirmó ayer el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. Es lo mismo que sucede en el 70% de los casos. La bacteria «crece rápido y desaparece rápido», añadió Lasquetty. Un cambio de temperatura o de otras condiciones ambientales hace que desaparezca. 
Desde el 27 de junio pasado no se ha producido ningún nuevo caso de contagio de legionela en personas que estuvieron en el restaurante de Móstoles. 

Fernández Lasquetty explicó que todo indica que el foco estaba en el vaporizador situado a la entrada del establecimiento, en el lugar donde los clientes aguardan a que se les dé mesa, y no en el sistema de aire acondicionado, como se pensó en principio. 

Con todo, continúa la campaña de inspección en los edificios cercanos al restaurante. De momento, no se ha encontrado nada, a pesar de que se han revisado por segunda vez, «uno por uno» en un radio de 500 metros los sistemas de aire acondicionado. Se ha llegado hasta un polígono anexo. 

Aparte de las dos personas graves, hay otras tres en la UCI que evolucionan favorablemente, al igual que las otras doce que están en planta en varios centros de la Comunidad. De los 57 posibles casos de legionelosis están confirmados 24 mediante analíticas realizadas en los últimos días, según el consejero de Sanidad. 

Los afectados son 37 hombres y 20 mujeres con edades entre los 35 y los 87 años. Ya han sido dados de alta 39 personas desde que se inició el brote. 
Por otra parte, el consejero de Sanidad dijo que acudirá a la Asamblea de Madrid, si esta lo acuerda, para responder a la petición del PSOE de que comparezca para explicar la situación del brote de legionela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario