12 octubre 2012

Siempre hay estudios especulativos


Preguntado el ministro si estaba completamente excluido que uno de esos estudios especulativos hubiera sido realizado o firmado por el general Ramón Porgueres, Narcís Serra concluyó que «por supuesto. El general despacha conmigo con suma frecuencia y me habría comentado algo. Los planes Papá Tango y Papá Golf de los que usted me está hablando no existen. Son pura especulación». En ese momento de la conversación, mantenida en un salón del Palacio Real donde estaban congregadas las máximas autoridades militares del país, el portavoz del ministerio de Defensa,Luis Reverter, intervino para decir: «Si hay papeles que los enseñen.

Lo que se ha publicado son informaciones erroneas y sin fundamento». El presidente del Gobierno también habló del tema para asegurar que el Gobierno «no contempla el envio de más contingentes militares españoles, ni ahora ni en el futuro. Felipe González destacó que aún quedan esperanzas «para una solución pacífica a la crisis del Golfo Pérsico» y aseguró que las condiciones están dadas, pero que todo depende «al 90 por ciento de Irak». Añadió que el 15 de enero no es la fecha en la que «caerá la cuchilla, que no es un ultimátum para el inicio de una guerra, sino el fin de un plazo para tomar nuevas medidas de presión». Además dijo que se esta trabajando en la confección de un cuadro de postcrisis, que se aplicará cuando se llegue a una solución. Explicó que en el citado cuadro se recoge, por un lado, la retirada de las tropas iraquíesde Kuwait y, por otro, la garantía de que las fuerzas internacionales destacadas en la zona no atacarán Irak.

Añadió que partiendo de estas dos premisas, el análisis se fija en en la seguridad para el Oriente Medio y en la solución al problema palestino. Felipe González manifestó que para el correcto funcionamiento de este mecanismo de seguridad «habrá que contar exclusivamente con tropas árabes, sin la participación de ejércitos occidentales». Por último, habló de la crisis de Gobierno y entre sonrisas admitió que los ministros «son buena gente, que se llevan entre si razonablemente bien. En cuanto a mí, no tengo con ellos el menor problema». Felipe González admitió que la crisis de Gobierno «es un problema pendiente» para a continuación asegurar que «hemos pasado las Navidades y probablemente también lleguemos a Semana Santa»

No hay comentarios:

Publicar un comentario