03 octubre 2012

Tocar el techo del mundo con la cámara

Ayer se puso en marcha otra aventura organizada por el programa de Televisión Española Al filo de lo imposible. Una expedición cívicomilitar partió hacia Nepal con el objetivo de coronar la montaña más alta del mundo, el Everest, situada en la cordillera del Himalaya a 8.848 metros de altura sobre el nivel del mar. Todas las incidencias que sucedan durante los dos meses y medio que durará la experiencia serán filmadas por el equipo de Al filo de lo imposible. Posteriormente serán emitidas en tres reportajes. Sebastián Alvaro Lomba, responsable del espacio, estima que las imágenes que se filmen, grabadas a más 8.000 metros de altura en condiciones hostiles para el cuerpo humano, estarán listas a primeros de verano y que se podrán ofrecer en el mes de octubre, fecha prevista para el comienzo de la emisión de la tercera parte de Al filo de lo imposible.

Este programa nació hace diez años como una serie de siete capítulos, con un planteamiento común: un equipo realiza la empresa y rueda al, mismo tiempo, las imágenes. En una siguiente etapa se montaron 24 episodios, y actualmente se están realizando otros 20, entre los que se encuentran los correspondientes a la expedición al Everest. El grupo que afronta ésta última aventura está compuesto por dieciocho personas, entre militares, miembros del equipo de televisión y el doctor Ricardo Arregui, quien va a realizar un estudio científico sobre los efectos de la altitud en el cuerpo humano. Estos alpinistas pretenden ascender hasta la cima más alta del mundo, por su vertiente sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario