31 marzo 2013

El teléfono musical

El reproductor de música más famoso del mundo se reinventa con un nuevo modelo más delgado que un lapicero, con capacidad para almacenar mil canciones en su memoria.

Nadie podía imaginar que cuando Apple, el segundo fabricante mundial de ordenadores, lanzó el iPod hace cuatro otoños se iba a convertir en el Código Da Vinci de la música. Este reproductor de música digital ha vendido ya más de 21,5 millones de unidades en todo el mundo.

Apple Computer, conocida por haber creado los ordenadores Macintosh, se ha hecho con un 45% del mercado de reproductores portátiles de música digital. El mérito se debe al sistema de almacenaje del iPod: un disco duro, con más capacidad que el habitual sistema de memoria flash. Además, detrás de este producto, se encuentra también una sesuda estrategia.

El márketing ha convertido a este bestseller en sinónimo de lo que es in. La revista británica Time lo denominó el invento más cool de 2003. Personajes como el actor Bruce Willis o el diseñador Karl Lagerfeld -que tiene una colección de 40 iPod-, llevan colgados los característicos auriculares de cable blanco.

Incluso, firmas de moda, como Swa-rovski, Fendi, Dior o Gucci, han diseñado fundas para el aparato, con un precio superior a los 300 euros. El éxito ha sido tan rotundo que, incluso, el grupo de música U2 ha prestado su nombre a un modelo: iPod U2 Special Edition. Este reproductor, de 20 gigabites, salió al mercado coincidiendo con el lanzamiento del último disco del grupo y lleva las firmas de los miembros de U2 grabadas con láser.

Pasos estratégicos

Además, Apple llegó a un acuerdo con Hewlett-Packard por el que podía vender reproductores fabricados por la firma de la manzana bajo la marca HP. Por primera vez en su historia, Apple fabricaba para un tercero. Sin embargo esta alianza terminó hace unas semanas y no se va a renovar.

Otro de los grandes logros consistió en la creación, sólo un año después de lanzar el reproductor, de una tienda de música online, iTunes Music Store, desde la que se pueden descargar canciones, de forma legal, por 0,82 euros cada una. El catálogo cuenta con unos tres millones de canciones (en España, 1,5 millones).

Desde Apple aseguran que cada día se descargan 1,8 millones en todo el mundo y, desde su creación, se han vendido 500 millones de canciones.

El iPod se ha convertido en un fenómeno de super ventas en todo el mundo. El modelo tradicional va ya por la cuarta generación.

Además, Apple le ha dado tres hermanitos pequeños: el mini iPod, el shuffle y el iPod nano. Cada uno de ellos tiene un tamaño más pequeño que el anterior y tanto la capacidad como el precio también son menores. El reproductor de Apple más vendido ha sido el tradicional, seguido por el mini iPod. Fuentes de la compañía aseguran que la llegada del iPod nano, el único de la compañía con memoria flash, cambiará este reparto.

Pero el iPod no sólo ha dad0 un vuelco al mercado. Sino que también ha dado ritmo a los resultados de Apple. La facturación de la compañía ascendió hasta 3.500 millones de dólares entre abril y junio. El 31,3% de los ingresos fue aportado por los reproductores de música, unos 1.103 millones.

Competencia

La hegemonía del iPod ha puesto en peligro la vida de otros fabricantes de reproductores. Por ejemplo, la compañía japonesa de electrónica de consumo D&M, propietaria de la marca Rio, podría hacer desaparecer su división de reproductores de música digital.

Los que se resisten a desaparecer están preparados para atacar.

El mismo día que Apple presentó el iPod nano, Sony introdujo su nueva línea de walkmans.

Con estos nuevos reproductores de música, cuya capacidad de memoria varía entre dos y veinte gigabytes, Sony pretende mejorar su posición respecto al creador de Macintosh.

De hecho, el iPod ha llevado a Sony a dar un giro de 180 grados a su estrategia. Tras la introducción del primer reproductor portátil del mercado, el grupo japonés se empeñó en imponer su propia tecnología sobre los estándares de la industria. Sin embargo, haberse quedado atrás, incluso en su propio país, le ha obligado a adoptar una estrategia de plataforma abierta, pero con aplicaciones inteligentes.

El otro competidor de Apple es Creative. Fundada en 1981 en Singapur, la empresa es más conocida por sus reproductores digitales de audio, Zen y MuVo, que pueden almacenar hasta 15.000 canciones.

No obstante, en Apple no temen a la competencia. "La introducción de nuevas categorías de reproductores y la entrada de nuevos competidores cambiará el mercado. Pero la tarta será más grande", señalan.

El reproductor de música aportó el 31% de los ingresos totales de Apple Computer

Menos es más

El tamaño sí que importa. Más pequeño que un móvil y 100 gramos de peso son las señas del iPod mini, con 4 GB (mil canciones) ó 6 GB (dos mil). El iPod shuffle, más pequeño que un paquete de chicles, es el más barato de toda la gama (cien euros). El modelo de 1GB guarda 240 canciones. La última innovación de Apple es el iPod nano, más delgado que un lápiz, y con capacidad para mil canciones (4 GB).

La evolución

El superventas de Apple nació en el otoño de 2001.Era un reproductor que pesaba 185 gramos y con capacidad para almacenar mil canciones en sus 5 gigabytes (GB)de memoria. Después surgieron nuevas generaciones, que mejoraron al primer iPod. El reproductor de esta familia con más memoria es el de 40 GB, para guardar unas 10.000 canciones.

El precio, entre 300 y 550 euros, no ha impedido su éxito.

El teléfono musical

Apple y Motorola han lanzado un teléfono que incluye un reproductor con capacidad para almacenar unas cien canciones. El terminal, Motorola Rokr, tiene una pantalla de color para ver las carátulas de los álbumes de música, altavoz estéreo integrado y auriculares.

El teléfono está, de momento, disponible en Estados Unidos, de la mano de la operadora Cingular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario