28 marzo 2013

La perfumería de lujo en Dubai


Sara Carner decidió crear hace dos años una firma de perfumería de alta gama en Barcelona tras años trabajando para multinacionales del sector como Chanel y Sisheido. Carner es una pequeña empresa con sede en la capital catalana pero que encarga el diseño de sus fragancias a los principales perfumistas de París. Después se apoya en fabricantes catalanes que se encargan de elaborar los cuatro perfumes que la compañía tiene en el mercado, con precios que oscilan entre los 90 euros y los 130 euros.

En un sector cada vez más controlado por gigantes como Procter & Gamble, Estée Lauder, Coty o la propia Puig, Sara Carner defiende la viabilidad de un reducido número de empresas nicho de perfumería de lujo. "Son compañías que no dependen de grandes grupos, y que logran salir adelante haciendo productos en los que los ingredientes del perfume son los protagonistas, sin grandes campañas de márketing", señala la fundadora de Carner.

Para ello, la directiva asegura que es imprescindible hacer hincapié en el punto de venta. "La clave es que sean los vendedores los que recomienden el perfume a las clientas", admite.

Dos años después de su creación, Carner factura alrededor de medio millón de euros y sus fragancias se venden en veinte países de Europa, Oriente Medio y Norteamérica. Alemania es el principal mercado de la compañía. En el país opera con un distribuidor local, que ha situado las fragancias de Carner en hasta 40 establecimientos de las principales ciudades. "En países como Alemania o Italia se valora más la calidad del perfume que el poder de la marca, y son mercados clave para empresas nicho como la nuestra", explica Sara Carner, propietaria del 100% de la compañía junto con su marido.

La ejecutiva procede de una familia de Igualada (Anoia) dedicada a la manufactura del cuero para firmas de moda. Por ahora, Carner descarta la apertura del capital a nuevos socios. Su prioridad para 2013 es crecer en Estados Unidos, donde está presente en cuatro tiendas de las principales ciudades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario