04 abril 2013

Este es un buen año para el Wiski


Aromática y compleja, así definen los expertos a esta bebida, que se obtiene de la destilación de la malta fermentada de cereales como cebada, trigo, centeno y maíz, y que después envejece en barricas de madera. La mejor manera de saborear todos sus matices es tomarlo sólo, con agua o con hielo, pero los puristas de este destilado aceptan que se mezcle con otras bebidas, dada la intesidad de su sabor.

Winston Churchill era un gran aficionado al Johnnie Walker Etiqueta Negra; Frank Sinatra bebía en su camerino Chivas Regal; Ernest Hemingway lo mezclaba con zumo de limón; y Sean Connery es fiel a los de su tierra, Escocia. Hay cierta unanimidad en asegurar que esta bebida nació allí en el siglo XV (aunque antes ya se destilaba malta para uso medicinal). El whisky vivió una época de esplendor en los siglos XVI y XVII, pero pasó a la ilegalidad y al contrabando en el siglo XVIII, cuando debía destilarse en iglesias, capillas y monasterios, ya que las autoridades inglesas prohibieron su fabricación.

Algunas marcas actuales beben de esa clandestinidad. Cardhu nació hace casi 200 años a orillas del río Spey, una zona cubierta de cebada y regada por el manantial de Mannoch Hill. Sus impulsoras, dos mujeres escocesas, ayudaron a destilar a otros fabricantes de Speyside, hoy una de las mayores regiones productoras de Single Malt (variedad que se obtiene de una única destilería) .

De la misma variedad es Glenmorangie Single Malt Scotch Whisky, que tiene su origen en las Highlands escocesas. El año pasado recibió el premio a la Mejor Destilería del año 2012 en los Oscar de la industria, los International Wine & Spirit Competition. La compañía, perteneciente al grupo Louis Vuitton Moët Hennessy, también fue galardonada como Spirit Producer of the Year en Reino Unido.

El whisky más vendido en 2011 (últimos datos disponibles) también es escocés, Johnnie Walker Red Label. Le siguen de muy cerca los dos indios Officer's Choice y McDowell's No. 1 -siete del top diez son indios-. La tendencia de los últimos años dice que en el mundo se consume cada vez menos blended (una variedad que resulta de la mezcla de whisky de malta y whisky de grano) y más Single Malt.

Éste parece ser un buen año para esta bebida destilada. Se han presentado nuevas ediciones de algunas de las mejores marcas del mundo como Talisker, Teeling, Jura, Glenfiddich, Glenmorangie, AnCnoc, Dalmore, Highland Park o Cardhu. Y precisamente este mes muchas de ellas estarán pendientes de los World Whiskies Awards, un premio que el año pasado ganó en la categoría de Single Malt, el japonés Yamazaki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario