27 mayo 2013

Bart Simpson quiere dar las campanadas

Es la oveja negra de la familia Simpson. Primogénito de Homer y Marge, el travieso Bart tiene diez años, destaca por sus malas notas en la escuela primaria de Springfield, se desplaza en monopatín y es famoso por sus estupideces. Adicto a la tele y a los cómic de Radiactivo Man, es uno de los personajes emblemáticos de Los Simpson, la irreverente serie creada por Matt Groening que la Fox empezó a emitir en 1990. Desde entonces ha generado unos ingresos aproximados de 1.142 millones de euros (unos 190.000 millones de pesetas). 

Caricatura de una familia estadounidense media, la capacidad desmitificadora de esta irreverente comedia, su habilidad para reírse de la religión o de la familia, o su ingenio para crear simpatía por personajes despreciables, enseguida traspasó fronteras. En España, Antena 3 la emite con excelentes resultados de audiencia: el año pasado la serie llegó a obtener un 35% de cuota de pantalla (2,5 millones de espectadores de media). Tras 265 capítulos, con la duodécima temporada en marcha, los directivos de la cadena barajaron el nombre de Bart Simpson para que retransmitiera las campanadas de Fin de Año junto a Mar Saura. Pero la oferta se acabó desestimando y Bart tuvo que regresar con el orgullo herido a Springfield.

P. Al final tendrá que ver las uvas por televisión.

R. Sí, se me han atragantado antes de darlas. Seré el hazmerreír de la escuela. De momento he tenido que aguantar las impertinencias de Cartman, el bocazas de South Park. Me llamó por teléfono y me dijo: "Bart, pringao, eres un mamón, hijop...".

P. ¿Y usted qué le dijo?

R. Que se multiplicara por cero.

P.¿Le descartaron por ser incapaz de memorizar el guión?

R. Me descarté yo solo. Me impusieron a Mar Saura como compañera, pero en mi contrato firmé que la sustituyeran por Britney Spears. ¿A que está buenísima?

P.¿Cómo ha sentado en casa?

R. Fatal. Les prometí que con el sueldo extra de Antena 3 le compraría a mi hermanita Magie un nuevo chupete, porque la pobre ya se ha comido tres dedos.

P. En el capítulo "Sin blanca Navidad" su padre no recibió la paga extra y se puso a trabajar de Santa Claus para poder comprarle juguetes. ¿Cierto?

R. No hubo juguetes. Lo poco que ganó se lo jugó en el canódromo. Apostó por un galgo pulgoso y... Este año ha decidido alquilar el vientre de mi madre a una pareja estéril de Ohio. Dice que es la única forma de ahorrar. ¡Pagan por adelantado!

P. ¿Qué piensa pedirle a Santa Claus?

R. La quinta peli de Mutantes del espacio, un monopatín a reacción y una ametralladora marca Bin Laden. Hay que defenderse del mundo exterior. ¡Ja, ja!

P. ¿Qué sería capaz de hacer con la varita mágica de Harry Potter?

R.Congelar el saxo de Lisa para que no lo vuelva a tocar. Y dar las campanadas en Antena 3. Con Britney, por supuesto.

P. ¿Cuáles son las aspiraciones vitales de Bart Simpson?

R.Como mi padre, yo también quiero conocer mundo: me gustaría ver televisión en otros estados y visitar nuevos centros comerciales. Los estadounidenses somos así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario