09 mayo 2013

El Rayo Vallecano choca contra una muralla


Las Gaunas no suele ser un terreno que se le da especialmente bien al Rayo Vallecano. Ayer, a los ocho minutos, ya tenía un gol en contra, producto del lanzamiento de un penalti cometido por Férez. Manu Sarabia no suele fallar. Y no lo hizo. Antes de la media hora de partido el Rayo Vallecano tenía ya en contra una losa de dos goles, que se mostró inabordable para el conjunto vallecano el resto del encuentro. No se les, puede negar a los de Felines su espíritu de lucha y entrega, pero tampoco las carencias técnicas de algunos,la mayoríade sus jugadores.... 

La diferencia, por ejemplo, entre un Quique Setién o un Sarabia y alguno de los madrileños era evidente, incluso cuando se intentaban controlar los balones. Bien es verdad que el viento jugó alguna mala pasada y dejó, como podría decirse, «vendido» a más de uno. El Logroñés pensó que con el dos a cero lo tenía casi hecho. Dos que pudieron haber sido tres, si Rosagro hubiese acertado con la red y no con Férez en el lanzamiento de un segundo penalti, concedido por el colegiado Merino. Pero entre la desmoralización momentánea por el fallo del delantero centro y la expulsión de Alzamendi por vestirse con una hermosa camisa de once varas con Oscar Vivanco, que dejó en inferioridad numérica a los riojanos, el equipo local se vino abajo. Felines aprovechó la circunstancia para sacar a Hugo Maradona, buscando probablemente controlar el centro del campo. 

El Rayo se echó hacia delante y, de no haber sido por dos o tres prodigiosas intervenciones del argentino Islas, quizá los franjirrojos hubiesen conseguido algo positivo. Pero la serenidad de los zagueros logroñesistas y, también, el poco acierto de los delanteros madrileños, dejaron a cero la puerta local. El Logroñés pasó apuros al final en un partido que resultó movido, entre dos equipos luchadores. El Rayo buscó un mejor resultado, pero no lo encontró, quizá porque a veces también le faltó suerte. Islas y la falta de puntería tuvieron la culpa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario