12 mayo 2013

La factoría de los mitos


La televisión convierte a los ídolos en seres tan cercanos y a la vez tan inaccesibles que a muchas chicas ayer les dolía más que un pariente muerto el no poder acercarse a los Jonas Brothers, sus nuevos héroes, tocarles, hablar con ellos o hacerles un regalo. De hecho, la cancelación antes de tiempo de la firma de discos de los tres hermanos sólo puede atribuirse a un atentado cometido por su propio éxito.

Hasta este verano Disney Channel era privilegio de quien tuviera televisión de pago (por cable, por satélite o internet). El pasado 1 de julio, sin embargo, el canal favorito de los niños pasó a emitirse en TDT, ocupando el espacio que ocupaba Fly Music y desbordando las previsiones de audiencia.

Con esta apertura tan democrática y como parte de una impecable estrategia comercial, Disney ha conseguido colocar todos sus productos en el mercado. De hecho, personajes como Hannah Montana o su alter ego real, Miley Cyrus, las Cheetah Girls o los muchachos de High School Musical y ahora los Jonas Brothers y su película Camp Rock se han convertido en todo un referente para niños y adolescentes que se retroalimentan con el fenómeno.

Uno de los ejemplos más claros es David Moreno, de 23 años, que forma parte del elenco del espectáculo High School Musical (HSM) estrenado a finales de septiembre en el Teatro Lope de Vega en el que interpreta a Ryan Evans, el hermano de la pérfida Sharpay. Ayer, HSM tenía descanso, así es que David aprovechó para acercarse a ver a los Jonas Brothers: «Yo soy súper fan de Disney», reconocía el joven antes del miniconcierto.

De hecho, en su móvil guarda celosamente las fotos que se hizo con sus compañeros de reparto en el concierto que ofrecieron las Cheetah Girls en Madrid a mediados de septiembre.

Las estrellas se arriman al árbol de Disney porque, si te portas bien, da mucha sombra, pero si no... Eso ya lo ha experimentado en carne propia Miley Cyrus/ Hannah Montana, que tuvo que pedir disculpas a todos sus fans por unas fotos que le hizo Annie Leibovitz en las que aparecía algo más ligera de ropa de lo que la fábrica de mitos está dispuesta a permitir. De hecho, los actores y actrices que participan en sus películas, grupos musicales, series de televisión... saben que no pueden hacer declaraciones procaces ni poses insinuantes.

Con todo, hay quien ha sobrevivido para contarlo. Por ejemplo, la cantante y actriz Hilary Duff ha conseguido traspasar el personaje de Lizzie McGuire, protagonizar películas fuera del circuito Disney y crear su propia firma de ropa.

Mientras HSM y Camp Rock amenazan con convertirse en sagas, otras series Disney ya famosas entre los adolescentes españoles son Es Tan Raven, Zack y Cody: Gemelos en Acción, Hannah Montana, Cory en la Casa Blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario