04 junio 2013

El que inventó los Simpson estaba contra la guerra de Vietnam

Matt inició sus estudios universitarios en 1972 en una institución muy progresista llamada Evergreen State College en Olympic, en Washington, un centro experimental donde no se daban notas ni había que cumplir requisitos. Groening, que ya no tenía que luchar contra el sistema educativo ni enfrentarse a los organismos burocráticos como en los años precedentes, se sintió muy cómodo. Admirador de Robert Crumb, Frank Zappa y Bob Dylan, participó en las protestas estudiantiles contra la guerra de Vietnam y terminó editando el periódico del campus, una publicación sumamente irreverente que despertó infinitas iras. En esta época conoce a otros jóvenes creadores de cómics que estudian con él como Lynda Barry o Charles Burns.

Tras graduarse, se mudó a Los Ángeles y trabajó desde chófer a biógrafo anónimo de un director retirado de películas de serie B de 88 años. Por las mañanas le sacaba de paseo por la ciudad, y por las tardes corregía interminables erratas en las pruebas de la biografía. El libro nunca se publicó. Tras varios empleos deprimentes consigue trabajo en el periódico semanal y gratuito del L.A. Reader. Como director de operaciones, contestaba al teléfono, pegaba anuncios y repartía los periódicos por cafés, tiendas y restaurantes. En 1980 comienza a publicar en una esquina de la contraportada de este periódico sus tiras de Life in Hell.Le pagaban 25 dólares semanales.

Los Simpsons se dejan ver por primera vez en 1986, dentro del programa de variedades The Tracey Ullman Show, que no duró demasiado.Pero aquellos dibujos revolucionarios lograron hacerse un hueco.Dieciséis años después, Groening y su equipo acaban de terminar el episodio 300. El proceso de elaboración de la serie es muy complejo. Productores ejecutivos y escritores se reúnen primero con Groening para elaborar el guión. Luego los actores que interpretan a los personajes lo leen en voz alta ante 100 oyentes de la Fox que deben dar su aprobación. Una vez corregidos los detalles, se realizan nuevas tomas de los diálogos, se incorpora el sonido a las voces, se pasa el material a los animadores... Todo bajo la mirada atenta de Groening.

No hay comentarios:

Publicar un comentario