13 junio 2013

El secreto de las negociaciones

El entrenador restó importancia a la influencia de los cambios e indicó que los jugadores se han dado cuenta de que todavía tienen muchas cosas que mejorar, entre ellas esos minutos de relax que se toman en determinados partidos y que a la postre pueden costar caros. En lo que respecta a la renovación de Martín Vázquez, tras los magníficos partidos que el centrocampista viene realizando en los últimos tiempos, el máximo rector madridista estaba dispuesto a llegar a una superoferta que según él no podría igualar ningún otro club, al menos español. La euforia de Mendoza, que llegó a poner encima de la mesa esa superoferta se vino abajo cuando conoció esas pretensiones de 700 millones brutos por dos temporadas. 

Mendoza no ha querido confirmar esta cantidad. Prefiere guardar las cifras en secreto y mantener la negociación con el fin de que antes del Campeonato del Mundo todo quede absolutamente atado. Sin embargo, la situación sigue siendo bastante difícil para un Mendoza que ve cómo el valor del jugador va aumentando cada jornada que pasa. Por supuesto, el deseo del presidente es el de retener al jugador. Toshack le ha pedido encarecidamente que haga todo lo posible por no romper una escuadra que está dando magníficos resultados.

Sin embargo, las ofertas italianas que llegan hasta Martín Vázquez, quien sigue escalando peldaños hacia la nominación como mejor futbolista español, siguen poniendo entre la espada y la pared a Mendoza. El centrocampista está muy seguro de sus posibilidades. Al margen de estos problemas, tras su regreso de tierras africanas, en el que se incluyó un breve periplo por Italia, Mendoza ha puesto manos a la obra para solucionar diversas situaciones conflictivas que afectan al equipo de fútbol. Así, no ha dudado en volver a llamar la atención a Alfredo Ruggeri por sus constantes negativas a hablar con la prensa. El presidente le ha indicado que esa no es una actitud que favorezca la imagen del club, por lo que no ha dudado en «recomendarle» que vuelva a entablar contactos con los medios informativos. En cualquier caso, el futuro de Ruggeri en el Real Madrid sigue siendo bastante negro. 

El Real Madrid está intentando «colocarle» en Italia, pese a que todavía le queda un año de contrato. Con vistas a la próxima temporada, el presidente ya tiene muy claro que apenas habrá cambios. Ha hablado con Toshack, que está ratificado en su cargo y del que dice auténticas maravillas. El galés, que estuvo en la cuerda floja tras la eliminación ante el Milán, está ya muy firme en su puesto e incluso cuenta con el respaldo presidencial para criticar de vez en cuando e incluso en público a la plantilla, tal y como hizo tras el partido del miércoles ante el Barcelona. En el aspecto deportivo, la tarjeta que el polémico García de Loza mostró a Manolo Sanchís le impedirá jugar en el partido del próximo domingo ante el Zaragoza. Es la cuarta del primer ciclo, lo que significa un partido de suspensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario