14 junio 2013

Martín Vázquez quiere su peso en oro

La alegría por el triunfo sobre el Barcelona, que prácticamente ha sentenciado la Liga en favor del Real Madrid se ve empañada por las dificultades con las que se sigue encontrando Ramón Mendoza para convencer a Martín Vázquez sobre su renovación. El último contacto previo a la marcha de Ramón Mendoza a Kenia no pudo ser más desalentador para el presidente madridista. Nada menos que 350 millones por cada una de las dos temporadas de contrato que pide el jugador constituyeron las impresionantes cifras que se pusieron sobre la mesa.

Por otro lado, los jugadores mantuvieron ayer un tenso diálogo con el técnico en la caseta, como consecuencia del relajamiento experimentado por el equipo durante la segunda parte del encuentro ante el Barcelona. Toshack echó en cara a sus jugadores la alegría con la que actuaron en ese período. Incluso llegó a comentar que parecía como si todo el mundo estuviera en una feria. Por su parte, los jugadores, aún reconociendo su parte de culpa en el tremendo bajón, recordaron que los cambios introducidos por el técnico tuvieron mucho que ver en el despiste generalizado. 

No se vivió la misma tensión que en discusiones similares de principios de temporada, cuando las relaciones estaban bajo mínimos, pero los miembros del equipo dejaron bien claro que no toda la culpa podía recaer en ellos. Al término del entrenamiento, uno de los más claros fue Bernardo Schuster, quien hizo hincapié en el problema de los cambios del entrenador. «Hasta el minuto 50 bordamos el fútbol, pero después nos relajamos en exceso. Además, con los cambios, quizá nos desordenamos un poco». 

No hay comentarios:

Publicar un comentario