25 julio 2013

Christian Völkers y el lujo en el que vive

La crisis no pudo con la pasión de los alemanes refinados por Mallorca. Algunos están allí desde que descubrieron la belleza de sus calas y una calidad de vida imposible de encontrar en otro sitio. Alemanes que han conservado paisajes o pueblos enteros, restaurados gracias a su respeto por una cultura en la que están plenamente integrados. Uno de ellos Christian Völkers, magnate del mundo inmobiliario de lujo, conoció Mallorca hace 40 años con sus padres y se quedó para siempre. Seguramente fue él quien trasmitió su amor por la isla a su novia Claudia Schiffer. 

Ahora vive felizmente casado con Ninon en su finca de Son Coll que llega de la montaña hasta el mar. Allí hizo un campo de polo, su pasión particular, y cada año celebra un campeonato donde reúne a jugadores y amigos de todo el mundo. Esta vez la puesta en escena fue de Javier Escobar, un maestro de las relaciones públicas de altura y los fines de la fiesta benéficos para la construcción de una escuela en Togo. 

Entre sus invitados, un hermano del emir de Catar, inevitables rusas riquísimas y apellidos españoles como Cortina Koplowitz, José María Aznar Junior y su mujer Mónica Abascal, que llegaron a la fiesta por mar en el barco de Alfonso Fierro y Sabina Fluxá, hija del Fluxá hostelero de la cadena Iberostar. En su hotel Son Antem con campo de golf en el sur de Mallorca, se dan cita también jugadores alemanes refinados y gente elegante peninsular. La cena del polo fue servida por Macarena de Castro, estrella Michelin mallorquina que abre restaurante en Navidad en Punta del Este. 

Otros alemanes, los Graf, soñadores y visionarios, construyeron Puerto Portals hace más de 30 años y convirtieron el puerto en el sitio de moda. Yates de lujo y ‘Tristán’, un restaurante con estrella Michelín que ahora renuncia a esa categoría para hacerse más asequible y actual. Y ‘Capricho’, una terraza donde ligaba el Príncipe Felipe, reinaugurada esta semana con todo su encanto intacto. Este también vuelve ‘El Pesquero’, un clásico renovado cerca del Naútico y se estrena Estiva, el festival de música y espectáculo en el Port Adriano diseñado por Philippe Starck. Y en Madrid, a lo suyo. La primera pasarela de moda masculina se ha celebrado en los calores de julio, pero ha sido un éxito. El Corte Inglés animó la iniciativa y los Lecquio, Miró y Diego Osorio, el front row.

No hay comentarios:

Publicar un comentario