03 julio 2013

El éxito del pequeño Buda

Si un grupo de monjes tibetanos llamará a vuestra puerta para comunicaros que vuestro hijo es la reencarnación del Lama Dorie, gran maestro de aquel culto, y que debe partir hacia el monasterio de Paro Dzong en Bhutan, ¿cómo os comportaríais? Esta es la idea de partida de Bernardo Bertolucci para El Pequeño Buda, estrenada mundialmente en el Gaumont Grand Ecran Italie, con la venerable presencia del Dalai Lama.

Eso es lo que le sucede a una pareja de Seattle, Dean y Lisa (Chris Isaak y Bridget Fonda). Ella es profesora, él arquitecto. Pero los Reyes Magos, encabezados por el Lama Norbu (el poderoso actor chino Ying Ruocheng, el eje de la película), muy enfermo y, sin embargo, muy decidido por su inspiración, no tienen ojos más que para el pequeño Jesse (Alex Wiesendanger), en el que esperan reconocer un «tulku» (reencarnación de un Lama). El elegido no parece reacio a introducirse por la puerta grande en aquel reino de fábula, a través de un libro de historietas sobre la vida de Buda y por la continua charla de Norbu..., sobre la cual, realizando un salto atrás de 2.500 años, el director construye la narración en la que evoca la vida del príncipe Sidarta (el fascinante Keanu Reeves), desde su nacimiento hasta la Iluminación.

Cuando vayáis a ver al Pequeño Buda, descubriréis que os ofrece dos películas al precio de una. La primera, de tipo «spilberguianodisneyano», presenta a Buda con la ingenuidad de una evocación mitológica para niños. Por decirlo más claramente, también podría ser una astuta operación, Llevada a cabo para tener éxito en Estados Unidos después del fracaso de El cielo protector. En efecto, el protagonista es un muchachito puro de corazón típicamente hollywoodiano, mientras que el «abuelo», que lo hace partícipe de otra realidad, es un noble compendio de sabiduría. En su relación se inserta una verdadera trama con detalles de suspense: ¿Jesse es o no es la reencarnación del santo? ¿Consentirán los padres dejarlo marchar a Bhutan? Y, una vez allí, ¿estará capacitado para vencer a los dos pretendientes locales con el mismo honor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario