05 agosto 2013

Sophie Marceau una chica Bond

El talento de Sophie Marceau es el secreto mejor guardado del cine europeo. Tan inteligente como bella, es además el secreto mejor guardado de la megaproducción The World Is Not Enough, la película número 19 de la serie de James Bond, que ella coprotagoniza con Pierce 007 Brosnan como la poderosa magnate del petróleo Elektra King, una perturbadora dama en posesión de más de un enigma.

Marceau realizó una visita fugaz a España y pasó por Cuenca para rodar unas secuencias de la próxima entrega de James Bond. La protagonista de La reina Margot llegó procedente de Cannes (fue la encargada de entregar la Palma de Oro a los hermanos Dardenne), rumbo a Londres. Allí, la esperaban su hijo Vincent y las tres semanas de rodaje que completó en los estudios Pinewood para finalizar un filme que llegará a nuestras pantallas el 3 de diciembre y que se anticipa como uno de los mejores Bond de la historia.

El rodaje, de 72 horas, en el paraje conquense de Las Majadas (que replica una zona petrolífera del Cáucasu) permitió charlar con la actriz gala a la que el presidente Mitterrand calificó como «la joya de Francia». «La mayoría de las películas de la serie Bond me es ajena, creo que he visto dos de Roger Moore y algunas de Connery en la televisión y las de Pierce, en el cine. Es mi madre la que las ha visto todas. [Risas] Pero, conozco lo que es el legado Bond, enormemente popular en Francia. Diecinueve películas lo han convertido en un legado no sólo cultural y popular, sino en toda una tradición cinematográfica... y a mí, me gustan ciertas tradiciones».

Muy delgada y dentro de un terno de Escada perteneciente a la poderosa Elektra King, Marceau describe en una pausa del rodaje conquense a su sorprendente personaje, que constituye una revolucionaria innovación en el perfil de roles femeninos de la serie Bond: «Los que han tenido acceso al guión me han comentado la sorpresa que les ha provocado un personaje tan diferente, complejo, completo y bien escrito, con una continuidad psicológica, que me ofrece una base y una estructura para construirla».

¿Se refiere el título The World Is Not Enough (El mundo no es suficiente) a las ambiciones de King? «Puede ser... o todo lo contrario», musita misteriosa una sonriente Marceau, consciente de que ciertos secretos de la trama deben de ser preservados hasta el día del estreno, que se producirá en todo el mundo casi de forma simultánea.

«Elektra King es una mezcla de oscuridad psicológica y luminosidad exterior, de feminidad y de voluntad de acero, una mujer con enormes responsabilidades, poder y una agenda secreta. Si tuviera que elegir el sentimiento que la mueve prioritariamente sería el de su enorme deseo de mostrar su poder de voluntad y después, hay un cierto impulso de venganza».

Los tres días que coincidieron en Cuenca, Marceau y Brosnan no intercambiaron sus primeros diálogos, pero sí rodaron la escena (la número 73, toma 988) en la que Bond y King se encuentran por primera vez, después del asesinato del padre de ella, por lo que el agente 007 es enviadopor laresponsable del servicio secreto británico M (dame Judi Dench, Oscar por Shakespeare enamorado), a protegerla.

Tan atractivos como elegantes frente a frente, la de Brosnan y Marceau es una pareja hecha en el cielo. En su refrigerada caravana de 10 metros, un Brosnan muy relajado eligió cuidadosamente la más exacta descripción de Sophie Marceau: «posee una combinación de belleza y poder, una enorme fuerza de voluntad mezclada con un poder de fascinación erótica casi ilimitada».

No hay comentarios:

Publicar un comentario