26 mayo 2014

Los bares se están extinguiendo

Hace dos años, a Fernando Muñiz y Sergio Fidalgo se les ocurrió escribir un libro sobre sus bares favoritos de Barcelona. 

Establecimientos con carácter propio, barra de mármol, cocina sin tonterías, precios populares y trato fraternal. Bares con ambiente, en los que sentirse como en casa, de ésos que hacen barrio en vez de encarecerlo con decoración de diseño, carta con ínfulas y camareros extranjeros. Bar-celona on the rocks vendió 4.000 ejemplares (una cifra bastante alta teniendo en cuenta el tema) y ahora vuelven a la carga con Bar-celona on the rocks 2 (Cara B Ediciones), un segundo volumen que revisita algunos de los bares incluidos en el primero, añade muchos más y recorre de la mano de personajes como Dani Mateo, Carlos Zanón, Xavier Theros, Dani el Rojo y Morfi Grei barras en las que mil veces se acodaron.

"Desde que salió el primer libro hasta ahora muchos bares han cerrado. Por culpa de la crisis y de que cuando llega la jubilación, en la mayoría de los casos los hijos no quieren continuar con el negocio. Dicen que estar 15 horas detrás de una barra es muy esclavo. Aunque con el paro que hay ahora, no sé si muchos lo rechazarían", opina Fernando. Así que muchos de los bares que aparecen en el libro tienen, como dice Sergio, "fecha de caducidad".

El catálogo brilla por su variedad: está el Bar Kevin ("el rincón del legionario"), Casa Leo en la Barceloneta (con visita incluida de Zanón, que charla sobre los personajes de sus novelas, sus recuerdos de la Barcelona de los 80 y lo mucho que le gusta Bambino), el Bar Lugo de Nou de la Rambla ("no es lugar para dietas"), el Morryssom (en Verdaguer, frecuentado por Joan de Sagarra y los Mishima, donde sirven vinos australianos) e inesperados hallazgos como el bar de la Ciutat de la Justícia, donde abogados, jueces, policías y ladrones comparten cafés con leche antes de entrar a juicio.

Las entrevistas son de lo más entretenidas: con Ramoncín, al que llevaron al Casino de l’Aliança del Poblenou –donde dio su primer concierto, el primero de punk en la ciudad, del que hay un jugoso bonus track musical en el libro–charlan sobre asuntos tan trascendentales y misteriosos como: ¿por qué en Barcelona no dan tapa con la caña? o ¿por qué aquí no se tiran bien las cañas?

Sergio explica que la publicación del primer volumen dio "subidón" a muchos establecimientos, que recibieron visitas de fans que llevaban el libro bajo el brazo. "Hay un grupo de amigos que se dedica a hacer una ruta con todos los bares que aparecen, de la primera a la última página". Una ruta por la Barcelona menos guiri, más auténtica. "Cada bar tiene un capítulo en nuestra educación sentimental", apostilla Sergio. Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario