05 octubre 2014

Un transexual que se arrepiente de su cambio de sexo

Han pasado siete años desde que Mattew Attonley decidió convertirse en mujer y operarse para convertirse en una rubia despampanante subida en unos altos tacones y con una mini falda, que fue nombrada Miss Malibú.

Pero ahora el británico se ha arrepentido de aquel cambio ya que ha descubierto que ser mujer es muy duro, vestirse, maquillarse y actuar siempre como una mujer. Además de asegurar que nunca se ha sentido valorada como mujer y que a pesar de todas las operaciones que se ha hecho y que podría hacerse nunca podría sentirse una mujer plena.

Ahora que se ha propuesto volver a ser un hombre, está exigiéndole al sistema de salud británico que le pague todas las operaciones que necesite para volver a ser el que era. Ya que ahora vive de prestaciones sociales porque sufre una depresión y una ansiedad que no le permiten trabajar.

Chelsea que es como se llama ahora vive en Londres y ya ha empezado a someterse a un tratamiendo de testosterona para empezar a ser Matthew, 18.000 euros es lo que cuestan las operaciones que necesita y que espera que el estado le pague.

Los británicos no se han tomado muy bien la petición de Chelsea porque consideran que no es un caso de salud del que el sistema público deba hacerse cargo.
Pero esas opiniones no parecen importarle ya que asegura que "Necesito estos cambios para poder ser feliz y continuar con mi vida. Necesito estas operaciones por salud mental".

No hay comentarios:

Publicar un comentario