18 octubre 2014

Una niña de quince años quema una tienda porque estaba aburrida

Una niña de 15 años ha quemado la tienda donde estaba trabajando porque según ha reconocido ante el juez `` estaba aburrida y quería irse a casa´´.

Decía estar cansada de estar apilando los estantes y por eso decidió quemar los cartones que había amontonados en la tienda.

Los bomberos que llegaron al lugar unas horas más tarde cuando el fuego ya había alcanzado el resto de los locales, tardaron media hora en hacerse con el control del fuego. Los daños se valoran en mas de 1.200.000 euros.

La defensa de la quinceañera asegura que solo pensó en incendiar la esquina de una caja y no esperaba que se extendiera más allá de la zona en la que ella estaba. Solo creyó que provocaría una pequeña perturbación, pero lo suficiente para que ella pudiera volver a casa. ``No tenía intención de hacer daño a nadie´´.

El juez ha ordenado que la joven reciba asistencia psiquíatrica antes de llegar a una sentencia, ahora mismo se encuentra en libertad bajo fianza  y sin poder acceder a ningún establecimiento sin la supervisión de un adulto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario