07 noviembre 2014

Código promocional Pixmania

Grandes empresas de distintos sectores como Worten, H&M, Jysk, Saturn, Decathlon, Apple, Pixmania y sus códigos promocionales para clientes online, Leroy Merlin o Primark ha abierto establecimientos o proyectan hacerlo.

El centro de la capital, en el que los alquileres han bajado hasta un 30%, se ha convertido en la zona prioritaria para estas compañías.

Los grandes se aprovechan de la crisis del pequeño comercio, sacudido por la recesión, para ganar cuota de mercado.

Este año verá la firma de muchas operaciones de alquiler o traspasos que facilitarán la entrada de multinacionales de la electrónica, la moda y la decoración, casi todas de bajo coste (low cost), en Valencia y su área metropolitana tras más de dos años de parón motivado por la crisis, según coinciden en señalar el director de la consultora Inmofiban en Valencia, Juan Collado, y el de Alain, Alain Tabernero. Este fenómeno comenzaría a darse también en otras ciudades de la región.

Las grandes empresas se sienten atraídas ahora por la rebaja de los alquileres, que puede llegar al 30%. Según las fuentes consultadas, la horquilla de las rentas oscila entre los 55 y los 180 euros por metro cuadrado en el centro de Valencia, según la zona elegida. Los alquileres más bajos han alterado la estrategia de expansión de algunas multinacionales, que se ven con liquidez suficiente para abrir en el centro en lugar de ubicarse en centros o parques comerciales de los barrios o poblaciones del área metropolitana.

Algunas combinan los dos tipos de emplazamientos como la sueca H&M, que abrió el pasado año una gran tienda en la calle Colón y ahora lo ha hecho en centros comerciales de la capital, Gandía y Carcaixent. Los expertos coinciden en que el aterrizaje de H&M en la milla de oro de la capital anticipaba un cambio de ciclo, confirmado en los primeros meses de 2010.

En lo que va de año, algunas compañías extranjeras han reforzado su red de tiendas, como es el caso de la portuguesa Worten, que ha ampliado su presencia en Valencia y ha entrado en Alicante, y la mencionada H&M. Otras eran desconocidas en la Comunidad como la firma danesa de decoración Jysk, que cuenta ya con siete establecimientos, el último de ellos abierto en Alfafar.

Estos movimientos representan sólo un reducido número de los que cristalizarán antes de acabar el año. Según distintas fuentes consultadas por este diario, multinacionales de la electrónica como Saturn -que ya está establecida en Massalfassar-; de la moda low cost como Primark y C&A y de la ropa deportiva como Decathlon están buscando locales en el centro de Valencia para abrir tiendas. A más largo plazo, Leroy Merlin quiere ubicarse junto al nuevo casino de Valencia, en Burjassot.

Estas firmas encuentran el obstáculo de la escasa oferta de locales con un superficie mínima de 2.500 metros cuadrados en el centro de Valencia, según explica Juan Collado. La mayor disponibilidad, justificada por el abandono de firmas que no podían hacer frente al pago de los alquileres, es insuficiente para responder a la demanda actual.

No sería el caso de Apple, que ya ha confirmado que abrirá un gran centro de venta y asistencia técnica en la calle Colón.

Además de dar por sentado que los alquileres no bajarán más, otra de las razones para invertir ahora en Valencia es el interés por estar situados en los lugares más comerciales, en las zonas prime, para estar listos cuando llegue la recuperación. Los grandes se aprovechan de la debilidad del pequeño comercio, que ha sufrido miles de cierres en esta crisis y que, en la mayoría de los casos, no puede competir en precios con las multinacionales en su apuesta por el low cost.

Tabernero cree que las operaciones cerradas o pendientes de formalizarse tendrán un «efecto psicológico de arrastre» en el resto de firmas que dudan de si acometer proyectos de inversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario