01 abril 2015

Linda Cantello

Verla brocha en mano, dando el último toque a cada modelo antes de que pise la pasarela, es un auténtico privilegio. 

"Soy de la vieja escuela", reconoce Linda Cantello a Yo Dona en París, tras terminar el desfile de Alta Costura de Armani Privé para esta primavera/verano. 

No es habitual encontrarse entre bambalinas a un make up artist como ella –dirige la parte creativa del maquillaje de Giorgio Armani desde 2009–, con la (buena) costumbre de retocar una sombra o dar el punto exacto al tono de los labios. 

Pero Cantello, que estudió Bellas Artes, disfruta remangándose y trasteando con los pinceles y los botes de pigmentos y bases que lleva con ella de desfile en desfile.

YO DONA. En el ‘backstage’ trabaja mezclando colores y texturas. Parece que es como su laboratorio.

LINDA CANTELLO Sí, me encanta experimentar allí. De hecho, llevo mi equipo móvil a cada desfile, con botecitos que relleno con pigmentos puros y las diferentes bases. Es una cuestión de pereza. No me gusta viajar con una maleta gigante, prefiero ir probando.

¿De esos experimentos surgen luego productos que llegan al mercado?

Sí, y es gratificante ver cómo se trasladan a una versión práctica. En el backstage es donde me surgen más ideas... Por ejemplo, hace ya un par de años Armani lanzó una barra de labios después de que mi equipo y yo mezcláramos para un desfile un poco de una de las bases de maquillaje, que tiene textura de mousse, con pigmento rojo. Y Crema Nuda también surgió así.


¿Qué opina de la tendencia natural, en la que parece que no se va maquillada?

Es interesante y, generalmente, favorece muchísimo, pero tiene trampa. Tras ella se esconden muchas capas de maquillaje. En realidad muy poca gente puede permitirse el lujo de no ponerse nada. Por eso, el truco es llevar los productos sin que lo parezca, y eso es lo más difícil, incluso para un make up artist. Un look natural supone un gran trabajo, es más complicado que hacer uno muy exagerado.

¿Y de los productos multifunción, como las tan de moda ‘BB’ y ‘CC creams’?

Responden a una demanda real: la mujer ya no quiere máscaras cuando se maquilla. Además, hoy día buscamos productos rápidos, de fácil aplicación porque no tenemos tiempo y, por supuesto, que sirvan para varias cosas a la vez.

¿Hacia dónde se encamina el futuro del maquillaje?

La consumidora está superinformada –lee blogs, revistas, va al dermatólogo...– y, por tanto, es más exigente. Las marcas han de ser honestas con ella y buscar fórmulas con tecnologías punteras, que ahorren tiempo y sean respetuosas con la piel. Aunque lo realmente innovador será reinventar los productos clásicos. Si algo funciona no necesitamos un sustituto, sino trabajar para mejorarlo.


"Aplico un toque de azul agua para definir la mirada, acentuada por finas líneas doradas"


"Los labios se destacan de forma sutil para ceder todo el protagonismo a los ojos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario