23 mayo 2016

Las mujeres no salen contentas de las peluquerías

El 42% de las mujeres –de toda edad y condición– que sale de la peluquería se va directa a casa. No a mirarse en el espejo para recrearse con su nueva imagen, sino a lavarse la cabeza en un intento desesperado por recuperar su aspecto inicial. 

El dato lo aporta Rossano Ferretti minutos después de encontrarnos con él en su lujoso salón de la calle Villanueva, en el barrio de Salamanca (Madrid). Ferretti –desde su americana hasta el pañuelo en el bolsillo encaja a la perfección con el cliché del italiano vinculado al mundo de la moda– opina que la citada cifra debería preocupar a sus colegas; al fin y al cabo, los tiempos no están como para dejarse el dinero en un cambio de look que no convence. 

Ahora que ha llegado la época de cortarse el pelo (tras los estragos del verano toca regenerar la fibra capilar), recogemos los consejos de este gurú, que empezó a formarse a los 15 años con el mítico Vidal Sassoon y hoy es propietario de una veintena de salones repartidos por todo el mundo.

Que no se note. ¿Cuál es el corte perfecto? "El invisible", según Rossano. En otras palabras: no deben apreciarse las capas, ni dispararse las puntas ni mucho menos verse un escalón. "En contra de lo que se suele pensar, un corte no se realiza con el movimiento de las tijeras, sino jugando con la oscilación del cuerpo del peluquero", añade. "Mis estilistas pasan seis meses en Parma para aprender a hacerlo de este modo."

Personalidad. Cada mujer "es única" y debe encontrar el look que mejor le va. "Por eso, lo primero que hago es tratar de conocerla y saber qué es lo que puede hacerla feliz", asegura el italiano. Ante todo hay que buscar la comodidad: nada de disfrazarse de otra persona.
Referentes. A pesar de lo defendido en el punto anterior, las famosas pueden servirnos de inspiración para elegir un corte y luego readaptarlo a nuestra realidad. Las mejor peinadas, a juicio de Ferretti, son seis de sus clientas de renombre: Jennifer Lawrence y Reese Whiterspoon, fieles a su salón de Los Ángeles; Pippa Middleton y las hermanas Carla y Poppy Delevigne, que frecuentan el de Londres, y Salma Hayek, habitual de la peluquería del italiano en París. Un repaso a las pasarelas también ayudará a acertar con el cambio.

Otras culturas. Puestas a inspirarnos, no está de más dirigir la vista hacia países diferentes. "Las brasileñas son las que más y mejor se cuidan. Además de ser guapísimas, van al salón cada semana", destaca el experto, quien también alaba el buen gusto de las indias. "Mi reto actual es llevar la peluquería de lujo a China."

¿Y el color? El corte y el tinte deberían elegirse al mismo tiempo, ya que ambos se complementan. "El primero aporta la forma, mientras que a través de la coloración damos luz a la melena. Lo importante es lograr una armonía entre estos dos aspectos."
Retoques. Para que el corte se mantenga perfecto, hay que arreglarlo cada ocho o 10 semanas.

El ‘método’. Este estilista ha alcanzado la fama mundial por lo que se ha dado en denominar el método Rossano Ferretti. Pero ¿en qué consiste? "En que somos leales, no mentimos ni nos guiamos por el marketing. Nuestro corte persigue una belleza real y se basa en la caída natural del cabello de cada mujer. Hay que trabajar a medida. Al salir de la peluquería, tú no tienes que hacer nada para seguir perfecta mañana, pasado y la semana próxima: únicamente deberás lavarte la cabeza... y listo."

Cortes a la última
Las pasarelas son una fuente inagotable de inspiración. Eva Ruiz, directora técnica de Dessange, analiza los mejores ‘looks’ de los desfiles.
Flequillo
Las que no quieran renunciar al largo de su melena pueden complementarla con un flequillo corto y desfilado. "Un buen truco para peinarlo es calentarlo con el secador colocado por encima de la cabeza", explica la portavoz de Dessange. Los productos de alisado ayudan.

Bob
Perfecto para las mujeres de rostro triangular, cuello largo y pelo claro. Este corte cuadrado, que no debe rebasar la mandíbula, "es muy chic y fácil de peinar", según Eva Ruiz. Requiere la aplicación de productos capilares ligeros, que no aplasten el volumen.
Media melena
El corte midi se consolida y se hace cada vez más geométrico. Se lleva con raya al lado y vale tanto para rubias como morenas. "Un tratamiento de queratina nos permitirá eliminar el encrespamiento y el volumen no deseado", apunta Ruiz. Los sueros de brillo acentuarán el efecto espejo de esta melena en bloque.

Pixie
Vuelve el corte estrella de los años 60, con flequillo o sin él pero en todo caso con los mechones muy esculpidos. "Se lo recomiendo a las mujeres altas y delgadas, con rostro ovalado o redondo", dice la experta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario