04 julio 2017

Diandra, la modelo negra y albina fea como un rayo

Su cuerpo vende, y tiene suerte. Mientras camina por las pasarelas otros como ella deben correr para intentar salvarse. Diandra Forrest es la única top model albina, y con su ejemplo pretende ayudar a normalizar esta enfermedad congénita.

En África, especialmente en los países orientales, cientos de albinos son secuestrados, asesinados, mutilados... Su sangre, su pelo y genitales son usados para hacer pociones que los hechizeros «recetan» como cura para problemas de amores, negocios, etcétera.

Una extremidad inferior, como la pierna derecha de un albino, puede ser vendida por unos 2.000 dólares, y el precio de un brazo oscila sobre los 800 dólares, según la rumorología.

«Para mí es muy importante estar aquí, porque quiero cambiar la forma en la que se mira a las chicas con albinismo en el continente», decía hace unas semanas a la cadena británica BBC, resplandeciente entre las bambalinas de la Semana Africana de la Moda, celebrada en esta ocasión en la ciudad de Johanesburgo.

«Cuando descubrí que en países como Tanzania los albinos sufren el riesgo de que les amputen sus miembros para el negocio clandestino me quedé simplemente impactada», añade.

Diandra es afroamericana, pasó su infancia en el barrio neoyorquino del Bronx. Ser diferente en el colegio siempre es duro; ella lo es y mucho.

Cuando el acoso se hizo insoportable, sus padres optaron por cambiarla de colegio, pensando que estaría mucho mejor en un centro para niños «especiales».

Aún así, la negra blanca se sabe afortunada: «Siempre pensé que mi infancia había sido dura, con los niños burlándose de mí todo el tiempo. Solía volver a casa llorando», recuerda. «Pero eso no es nada comparado con lo que los albinos sufren aquí, particularmente en las áreas rurales», añade la modelo.

La suerte quiso que un buen día, a los 13 años, mientras paseaba a toda velocidad por la calle 34 de Manhattan, el fotógrafo Shameer Khan viera su inusual belleza.

Según algunas fuentes, en África nace un albino por cada 4.000 hombres, pero otras señalan que el porcentaje es de uno por cada 17.000.

Mide más de 1,80 centímetros, su piel es blanca a consecuencia de la falta total de pigmentos, como su pelo o pestañas, y tiene unos ojos verde grisáceos que a juzgar de quienes los han mirado son hechizantes.

«Parece tan de otro mundo...», comenta el diseñador sudafricano Jacob Kimmie, embelesado cuando vio a Forrest por primera vez.

Poco después de ser descubierta comenzó a trabajar. Ha sido portada de revista, ha desfilado para Bess, Eva Minge o Vivienne Westwood e incluso ha compartido cameo con las modelos Irina Shaik y Jessica White en uno de los videoclips del rapero estadounidense Kanye West.

Ahora se ha convertido en el rostro visible de la marca de moda Legit. «Soy una mujer de color», se lee en grandes letras en su última campaña publicitaria.

1 comentario: