16 noviembre 2017

Es tiempo de milagros

La XXXVIII edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián abre hoy sus puertas para exhibir, durante diez días, más de doscientas películas y acoger a numerosos actores y productores del mundo del celuloide. Diecisiete cintas, en representación de quince países, lucharán por la Concha de Oro y demás premios del palmarés. Estados Unidos, Francia, Italia, Holanda, Polonia, Austria, Unión Soviética, Finlandia, Yugoslavia, Curasao, Turquía, Venezuela, México, Rempública Democrática Alemana y España forman la amplia selección de países representados en la muestra donostiarra. En la sección oficial, muy esperado el filme norteamericano Muerte entre las flores, de los hermanos Joel y Ethan Coen, conocidos suficientemente por el público por películos como Sangre fácil y Arizona baby. También hay expectación con el filme francés La aventura de Catherine C, de Pierre Benchot, y con el italiano La semana de la esfinge, de Danielle Luchetti. Como dato anecdótico, reseñar la participación de la República Democrática Alemana, con una cinta que será la última que representa a este país, en puertas ya de consumar su reunificación. La cinta en cuestión es Búsqueda de motivo, de Dietmar Hochmuth, con Peter Zimmermann encabezando el reparto.


Siguiendo la costumbre de acercar la cinematografía latinoamericana, esta sección acoge a países como Venezuela y México, mientras mantiene también su habitual representación de los países del Este como la URSS, Polonia y Yugoslavia. El cine hispano está representado por títulos como Río negro, una producción venezolana, dirigida por Atahulpa Lichy y que cuenta con el aliciente de la interpretación de Angela Molina, y con la mexicana Rojo amanecer, de Jorge Fons. 

Por su parte, los países del Este están representados por tres películas: la soviética Las patillas, de Yuri Mamin; la polaca Una historia amoral, de Bárbara Sass, y la yugoslava Tiempo de milagros, de Goran Paskaljevic. Aunque menos frecuente en la tradición de esta muestra, el cartel oficial incluye este año cinematografías exóticas o poco frecuentes en festivales, con la presencia de Austria, Holanda, Turquía, Curacao o Finlandia. Oh, Boris, de Niki List, y Nunca en la vida, de Helmut Berger, son las dos historias austriacas. Todas las puertas estaban cerradas, de Memduh Um, representa a Turquía y Dolly y su amante, de Matti Ijas acerca al Festival la sensibilidad finlandesa. Holanda también participa con Luba, de Alejandro Agresti, y con Ava y Gabriel, un filme de Félix de Rooy, en coproducción con Curasao. Pero los alicientes de la sección ficial no terminan aquí. Ya fuera de concurso, las sesiones inaugural y de clausura contarán con la proyección de dos atractivas cintas norteamericanas. El novato, de Andrew Bergman, con la última interpretación de Marlon Brando, el día 20, y Presunto inocente, un filme de Alan J. Pakula que aún no ha sido estrenado en Europa y que cuenta con el último papel realizado por Harrison Ford, el próximo día 29. Finalmente, esta sección contará con la participación de otras dos producciones que, igualmente fuera de concurso, se exhibirán como «Especiales Medianoche», al estar dirigidas por dos miembros del jurado. 

Serán la película irlandesa Hidden agenda, de Ken Loach, y la austriaca La puta del rey, de Axel Corti. El jurado, además de los dos realizadores citados anteriormente, estará compuesto por destacados directores de la cinematografía mundial, que tendrán en sus manos decidir qué películas se llevarán los preciados galardones. 

El español José Luis Borau, el norteamericano Charles Burnett, Axel Corti por Austria, el venezolano Román Chalbaud, Ken Loach por Gran Bretaña, Nelson Pereirado Santos por Brasil y el soviético Victor Prokhorov completan el jurado internacional.

La otra sección estrella del certamen donostiarra es la de «Zabaltegi» (Zona Abierta). Este apartado de la programación otorga parte de su espacio a nuevos realizadores que, como en años anteriores, competirán por el premio. En total, incluirá la proyección de medio centenar del filmes, en un repaso a aspectos peculiares de la cinematografía mundial. 

Otra de las curiosidades de esta sección es la exposición de una película sobre la tragedia nuclear de Chernobyl. Se trata de una coproducción rusonorteamericana, rodada en Ucrania y cuyos efectos especiales han sido montados en Los Angeles. También tienen cabida interesantes documentales como el realizado por directores de las dos Alemanias sobre la vida de este país, tras la caída del muro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...